El Mercado

En 1466 se le concedió a la villa un día de mercado en premio a la lealtad mostrada al rey Juan II, en la disputa de éste con su hijo, el Príncipe de Viana. En dicho mercado se concedía libertad de comprar y vender sin pagar impuestos ni derechos. Además, a los concurrentes, de todo origen y condición, se les garantizaba  su seguridad. Hoy queda el escenario, la Plaza del Mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *